Uno de los controles de calidad del servicio al cliente consiste en medir la cantidad de pedidos perfectamente cumplimentados.

Este indicador de gestión (KPI) nos informa de la exactitud en las entregas en número y porcentaje (pedidos, productos, líneas),  con desglose por centro de distribución y/o cliente.

Pedido Perfecto

Se entiende por entrega perfecta aquella que cumple las siguientes especificaciones:

 Entrega completa: todos los artículos del pedido se entregan en las cantidades solicitadas.

 Entrega en la fecha de solicitud del cliente: con un margen de un día de anticipación.

 La documentación que acompaña la entrega (albaranes, hojas de ruta, facturas, etc.) es completa y exacta.

 Los artículos se encuentran en perfectas condiciones y listos para ser utilizados por el cliente.

  Cálculo:  [ Número de pedidos (líneas) perfectas   /  Total pedidos (líneas) recibidos ]    x 100

Este indicador se mide semanalmente, con agregación mensual, trimestral y anual.

El resultado varía por sectores aunque el ratio debe estar en torno al 95%.

Conocido el resultado, debemos emprender acciones de mejora y para ello será preciso categorizar y reflejar las principales razones de los fallos en las entregas: producto equivocado, cantidad inexacta, etiquetado equivocado, problemas empaquetado, etc.

Comparte contenidos