En la industria existen muy pocas cosas fijas o ciertas. Las circunstancias económicas cambian, la tecnología avanza, los mercados se transforman y la competencia responde. No cambiar implica desaparecer; cambiar demasiado lentamente, declinar. Por lo tanto, el cambio y su gestión son indispensables para la supervivencia, crecimiento y rentabilidad. Para obtener provecho del cambio es necesario identificar sus fuentes, comprender su significado y actuar con efectividad.darwin

Fuentes del Cambio

Económica: la variación e los indicadores económicos tales como la inflación, la cotización de las divisas, las tasas de interés y el desempleo afectan a todas las empresas.


Legal: las empresas de distribución en particular deben responder constantemente a los cambios legales, conocer las leyes que se producen de forma continua, cambios de normativa, como los referentes al peso de los vehículos y prohibiciones de circulación de los camiones.


Política: a menudo, los cambios de gobierno son el inicio de cambios, ya que pueden alterar la política industrial.

Tecnología: la tecnología es un área que está evolucionando de forma acelerada. La utilización de aplicaciones informáticas en todas las áreas de control se está extendiendo rápidamente.

Sociología: los cambios en el nivel de educación o en el nivel de vida hacen que el personal valore de distinta forma su trabajo y se plantee distintos objetivos. La sociedad evoluciona y las normas cambian en el tiempo.

Organizativa: el cambio en la organización de una empresa puede provenir de un cambio en su dirección o de un cambio en su propiedad.

Laboral: la organización de los trabajadores y la fuerza de los sindicatos pueden provocar cambios estructurales en una empresa. También debe considerarse la escasez o el exceso de mano de obra.

Orígenes del Cambio

El cambio puede ser autogenerado o venir como reacción ante determinadas circunstancias.Ambos son importantes.

Cambio generado internamente

El cambio autogenerado se presenta, en gran medida, a partir del establecimiento por la dirección de objetivos a corto, medio y largo plazo. El desarrollo de nuevos productos también requiere un cambio autogenerado.

Cambio reactivo

Es necesario reaccionar ante los desarrollos y las amenazas que se presentan en el exterior de la organización: acciones de la competencia, disminución del beneficio, avances tecnológicos, etc.

Las empresas que sean capaces de generar un cambio interno constructivo y de reaccionar rápidamente a las oportunidades y amenazas externas, obtendrán beneficios del cambio. Aquellas empresas estáticas, de movimiento lento y con poca capacidad de repuesta se encuentran en una situación de riesgo.

El Cambio y las Personas


Todo cambio afecta a las personas. Las distintas personas se verán afectadas a diferente nivel y en diferentes formas. Algunos efectos pueden ser:

– Cambio del puesto de trabajo. Movilidad

– Tareas redundantes

– Trabajos aburridos

– Pérdida de expectativas laborales. Inseguridad

– Menor lealtad a la empresa

– Tendencia a buscar protección frente los efectos del cambio

Inevitablemente, el cambio tendrá efectos negativos sobre determinados trabajadores. Para que el personal pueda hacer frente a estos efectos, se debe:

  • Formar al personal para que tome confianza con los nuevos métodos
  • Mantener una buena comunicación con el personal afectado por los nuevos desarrollos (antes, durante y después de cada cambio)
  • Buscar formas de aumentar el interés por el trabajo
  • Discutir la trayectoria profesional con los empleados
  • Implicar al personal en las decisiones
  • Restablecer la lealtad a la empresa por medio de la aplicación de unas buenas relaciones humanas.

Los temores se producen fundamentalmente cuando se toman decisiones sobre las personas sin que éstas se hayan visto implicadas completamente en la etapa de planificación.

La resistencia no puede confinarse al nivel de taller. Los integrantes del consejo de dirección también pueden ofrecer resistencia al cambio. En este nivel, la falta de compromiso generalmente condenará al fracaso cualquier iniciativa.

Para un cambio estratégico es necesario obtener un compromiso a todos lo niveles.

 

Comparte contenidos