arealimpiaExiste una relación directa entre el orden y limpieza en la empresa, con el nivel de calidad y servicio ofrecido a clientes.

En logística, mantener el orden y limpieza en el almacén es de obligado cumplimiento aunque difícil de conseguir por tratarse de un centro donde trabajan equipos compuestos por muchas personas, con diferentes turnos de trabajo, tipos de actividad, con un gran número de desplazamientos diarios.

Es por este motivo que se hace necesaria la implantación de normas que ayuden al personal a aplicar, fomentar y controlar su cumplimiento.

Tenemos diversas metodología que nos pueden ayudar en este sentido:  Lean management, ISO 9001, OHSAS 18001, 5S, etc., que constituyen potentes herramientas de gestión.

A continuación se detallan algunos de los puntos básicos donde debemos prestar especial atención cuando implantamos un proceso de orden y limpieza en el almacén:

Layout (diseño del almacén)

layoutEl layout es el punto de partida. Tenemos que diseñar e identificar sobre el plano de la nave las diferentes áreas donde se desarrolla toda la actividad logística, incluyendo vestuarios, zonas de descanso, cafeterías, lavabos, zonas peatonales, etc.

Identificadas todas las zonas sobre plano pasamos a identificarlas físicamente marcando el suelo,  poniendo letreros, carteles, luces, etc., es preferible el exceso que el defecto para que resulte sencilla su identificación tanto por el personal de la empresa como visitantes externos.

Los planos deben estar expuestos para que se puedan consultar fácilmente.

Tip:
Uno de los errores más comunes es marcar el suelo con cintas adhesivas de colores. Esta práctica es popular por ser económica y fácil de realizar pero con el paso del tiempo las marcas van desapareciendo, perdiendo la función para la que se pusieron y dan la imagen de dejadez.
Hay que usar pintura o un  método similar permanente para que las marcas resistan las pisadas, ruedas, agua,….y no nos obliguen a su constante remarcado.

 

Equipamiento

barredoraEs recomendable automatizar todos los procesos de limpieza susceptibles de ser realizados con maquinaria.

El uso de máquinas barredoras, fregadoras, compactadoras, etc., son de gran ayuda para mantener las instalaciones en buen estado.

Tip:
Cuando se utilizan máquinas de limpieza barredoras/fregadoras es preciso determinar un equipo responsable de su  funcionamiento y horarios. Hay que evitar el uso de estas máquinas en tiempos muertos, como cuando ’… no hay nada mejor que hacer…’

 

Manual de procesos

El manual de procesos detalla cómo se deben realizan todas y cada una de las actividades de la empresa y los indicadores esperados.

El orden y limpieza es una actividad recurrente en muchos procesos de la empresa,  pero es necesario un capítulo dedicado al desarrollo de procesos de orden y limpieza y sus relaciones con otros procesos.

El manual de orden y limpieza forma parte de la formación del personal y de nuevas incorporaciones, ayuda a solucionar cualquier duda y se mejora con el tiempo a través de actualizaciones.

Tip:
El manual de procesos constituye las normas del juego.

 

Formación y motivación

La formación continua de los trabajadores en orden y limpieza es fundamental para que conozcan todos sus deberes, derechos y los resultados esperados por la empresa.

Tratándose de una actividad dinámica, hay que propiciar un entorno que premie y fomente todas las iniciativas de mejora que vayan surgiendo.

Tip:
Muchas empresas únicamente penalizan las faltas, pero en muchas ocasiones se consiguen mejores resultados implicando al personal y recompensando las iniciativas que supongan una mejora del proceso.

 

Revisión y control

checklistEl orden y la limpieza de todas las instalaciones debe mantenerse en el tiempo y lugar, independientemente de la actividad logística desarrollada: recepción de  mercancías, preparación de pedidos, conducción de carretillas, etc.

Es preciso establecer controles internos que permitan detectar cualquier desviación hacia los objetivos fijados.

Tip:
Uno de los métodos más utilizado es definir 10 áreas críticas (checklist) que se deben revisar y evaluar habitualmente (semanalmente como mínimo).
Cada área crítica es evaluada, asignándole un punto en caso correcto o cero puntos en caso contrario.
En el caso de 10 áreas críticas, la puntuación máxima a conseguir será de 10 puntos.

Independientemente del método elegido, es preciso adquirir la costumbre de revisar las instalaciones junto con los responsables de área.

 

Disciplina

Las faltas cometidas en orden y limpieza deben considerarse graves y tener su peso específico en el formulario de evaluación individual de empleados. Se recomienda colaborar con el departamento de recursos humanos.

 

Como norma general:
‘El orden y la limpieza deben constituir un hábito.’

Javier Climent
Senior Logistics Consultor
fcojaviercliment@arealogistica.es

 

 

Comparte contenidos