transporteintermodalEl tráfico combinado o intermodal designa el transporte de mercancías en el que las unidades de carga se envían mediante al menos dos medios de transporte diferentes.

En el transporte de mercancías, el transporte Intermodal es la articulación entre diferentes modos de transporte utilizando una única medida de carga (generalmente contenedores), a fin de realizar más rápida y eficazmente las operaciones de trasbordo de materiales y mercancías. Las subdivisiones del transporte terrestre (camión y ferrocarril) y las subdivisiones del transporte por agua(transporte marítimo y transporte en vías navegables interiores), se consideran como modos diferentes.

Para el transporte intermodal es necesario más de un tipo de vehículo para transportar la mercancía desde su lugar de origen hasta su destino final, por lo cual constituye un tipo de transporte multimodal.

La definición de la Conferencia de Ministros de Transporte de Europa, dice Transporte Intermodal es cuando se hace el transporte por camión sobre la distancia más corta posible, haciendo la larga distancia por ferrocarril o por agua. El término “Transporte Intermodal” se aplica tanto a cargas unitarizadas como a cargas no unitarizadas, aunque en la práctica en el Transporte Intermodal domina el uso de contenedores( marítimos o domésticos).

El término Transporte Multimodal fue “inventado” durante la Convención de UNCTAD de 1980 y se refiere a los contratos de transporte con el uso de más de un modo de transporte.

El transporte fluvial se desarrolla por canales navegables y ríos, como el Rin, la vía fluvial más transitada de Europa, el Danubio o el Volga. Los barcos que los surcan se han modernizado, y ahora utilizan contenedores intermodales que pueden transportarse en camión o en tren.

Video recomendado:

Ventajas del transporte intermodal
El transporte terrestre se emplea solo para trayectos cortos, por ejemplo para llevar las mercancías hasta el ferrocarril o el buque o para recoger la mercancía en el lugar de descarga. El uso del transporte intermodal reduce las emisiones de CO2 y el consumo de energía por unidad de carga.

La principal ventaja del transporte intermodal consiste en la posibilidad de combinar las ventajas inherentes a los distintos modos de transporte implicados. De los factores favorables al transporte intermodal sobresale, por encima del resto, el del coste. Los efectos económicos a resaltar del transporte intermodal pueden agruparse en dos bloques:

• Reducción de costes sociales: seguridad viaria, contaminación atmosférica, contaminación acústica, consumo de energía y materias primas,…

• Reducción de costes infraestructurales: reducción del tráfico por carretera, con la consiguiente disminución de la congestión, y mejor aprovechamiento de las capacidades actuales de los sistemas de transporte.

Pueden destacarse también otros factores, tales como la capacidad de transportar gran volumen de carga en largas distancias así como la posibilidad de llevar a cabo el transporte marítimo o ferroviario durante los fines de semana, vacaciones o noches. Pero, para poder convertir el transporte intermodal en una alternativa real al transporte unimodal por carretera deben identificarse, cuantificarse y reducirse los costes de fricción al cambiar de modo. Son sobrecostes que constituyen una medida de la ineficiencia en las operaciones del transporte intermodal y se traducen en precios más elevados, más demoras y menos fiabilidad en los plazos, menos disponibilidad de servicios de calidad, limitaciones del tipo de mercancías, más riesgos de desperfectos, procedimientos administrativos más complejos,…

El impulso de la intermodalidad constituye un instrumento básico para conseguir una mejor posición del transporte por carretera. Esto supone una reordenación de recursos en las empresas, en las que el objetivo pasaría a ser la cadena de transporte y el camión ocuparía los eslabones de recogida y entrega. Esta reorientación estratégica de los actuales operadores de transporte unimodal por carretera sería, a su vez, una aportación destacada al desarrollo de la intermodalidad, junto a las mejoras en la operativa de los modos ferroviario y marítimo. Al mismo tiempo, los actores implicados en la cadena de transporte deben ser capaces de proporcionar un valor añadido a la propia cadena para ayudar también a eliminar costes de fricción. Este proceso incluye servicios tales como almacenamiento, gestión de la información, etc.

Otras necesidades son la de normalizar las distintas unidades de carga del transporte intermodal y la de unificar responsabilidades en el transporte intermodal entre los distintos países.

transporte-intermodal grande

 

Comparte contenidos