El código de barras se basa en la representación de un conjunto de líneas paralelas de distinto grosor y espaciado que en su conjunto contienen una determinada información.

Las barras y espacios del código representan pequeñas cadenas de caracteres que permiten reconocer rápidamente un artículo de forma única en un punto de la cadena logística.

Tipos-de-codigos-de-barras

La correspondencia entre la información y el código que la representa se denomina “simbología”. Estas simbologías se clasifican atendiendo a dos criterios diferentes:

Simbología Continua:  es aquella en la que los caracteres individuales no se pueden interpretar por sí mismos, debido al hecho de que los caracteres comienzan con una barra y finalizan con un espacio que “termina” en la barra inicial del siguiente carácter. Las simbologías continuas normalmente implementan algún tipo de barra de terminación especial o una secuencia de terminación, tal que el último espacio del último carácter de datos acaba mediante la barra de terminación.

Simbología Discreta: es aquella en la que todos y cada uno de los caracteres codificados en el símbolo pueden ser interpretados individualmente sin tener en cuenta al resto del código de barras. Estas simbologías tienen caracteres que comienzan y terminan con una barra, y están separados por cierta cantidad de espacio en blanco. El espaciado entre caracteres no lleva ninguna información, su único cometido es el de separar los mismos.

Historia

La primera patente de código de barras fue registrada en octubre de 1952 (US Patent #2,612,994) por los inventores Joseph Woodland, Jordin Johanson y Bernard Silver en Estados Unidos. La implementación fue posible gracias al trabajo de los ingenieros Raymond Alexander y Frank Stietz. El resultado de su trabajo fue un método para identificar los vagones del ferrocarril utilizando un sistema automático. Sin embargo, no fue hasta 1966 cuando el código de barras comenzó a utilizarse comercialmente y tuvo su éxito comercial en 1980.

Con la aparición del código de barras se facilitaron muchas cosas para las empresas y negocios. Este nuevo sistema trajo consigo grandes ventajas ya que permite almacenar distinta información y puede ser leída a gran velocidad por un lector láser.

Tipos de códigos de barras

Aunque en un inicio el código de barras cumplía bien sus funciones, surgieron nuevas necesidades y comenzaron a diversificarse los tipos de códigos de barras.

Los códigos de barras se dividen en dos grandes grupos: los códigos de barras lineales y los códigos de barras de dos dimensiones.

Códigos de Barras Lineales

También conocidos como 1D (una dimensión) son aquellos que vemos regularmente en las etiquetas o empaques de productos.

codigo_de_barras

Los códigos más utilizados de este tipo son los siguientes:

• Code UPC: Este código surge en Estados Unidos con las siglas U.P.C. (Universal Product Code) en los años setenta y consta de doce dígitos. Normalmente es utilizado en los productos que se consumen en lugares como supermercados y tiendas de autoservicio.

• Code 39: La característica de este código es que además de números también admite letras y algunos caracteres incluyendo espacio. La desventaja de estos tipos de códigos de barras es que requieren una mayor longitud para incluir toda esa información y la etiqueta sería más grande, pero aún siguen siendo muy utilizados.

• Code 128: Ante la necesidad de tener mayor información en un espacio más reducido surge este código, que al igual que el Code 39 permite una gran cantidad de caracteres pero sin generar un código con un a longitud tan amplia.

• EAN: Al igual que el UPC surge en Estados Unidos, el EAN (European Article Number) era principalmente utilizado en la región europea. También se emplea para artículos que se venden en tiendas de autoservicio y supermercados.

Códigos de Barras Bidimensionales

Un código QR (del inglés Quick Response code, “código de respuesta rápida”) es la evolución del código de barras. Es un módulo para almacenar información en una matriz de puntos o en un código de barras bidimensional.

codigo bidimensional

La matriz se lee en el dispositivo móvil por un lector específico (lector de QR) y de forma inmediata nos lleva a una aplicación en internet y puede ser un mapa de localización, un correo electrónico, una página web o un perfil en una red social.

Fue creado en 1994 por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota. Presenta tres cuadrados en las esquinas que permiten detectar la posición del código al lector. El objetivo de los creadores (un equipo de dos personas en Denso Wave, dirigido por Masahiro Hara)1 fue que el código permitiera que su contenido se leyera a alta velocidad. Los códigos QR son muy comunes en Japón, donde son el código bidimensional más popular.

Estos códigos permiten almacenar una mayor cantidad de información y cada vez es más común su utilización.

• PDF417: Son varios códigos lineales apilados mediante un algoritmo y es por eso que puede contener una mayor cantidad de información, incluso imágenes. Realmente es un archivo portátil de datos, de ahí sus siglas PDF417 (Portable Data File).

• Datamatrix: Al igual que cualquier código bidimensional puede contener una gran cantidad de información, pero en un espacio muy reducido.
Aunque muchos de los códigos parezcan similares a simple vista, cada uno tiene especificaciones muy particulares para ser identificado mediante un código.

Hay que aclarar que el código QR no es un código de barras propiamente, sus métodos de lectura se diferencian y los QR no son barras. Se incluyen aquí por ser utilizados para el mismo fin que los códigos de barras.

Ventajas del código de barras

Una de las primeras justificaciones de la implantación del código de barras se encuentra en la necesidad de agilizar la lectura de los artículos y evitar errores de digitación.

Otras ventajas que se pueden destacar de este sistema son:
•  Agilidad en etiquetar precios pues no es necesario hacerlo sobre el artículo sino simplemente en el lineal.
•  Rápido control del stock de mercancías.
•  Estadísticas comerciales. El código de barras permite conocer las referencias vendidas en cada momento pudiendo extraer conclusiones de mercadotecnia.
•  El consumidor obtiene una relación de artículos en el tique de compra lo que permite su comprobación y eventual reclamación.
•  Se imprime a bajos costos.
•  Posee porcentajes muy bajos de error.
•  Permite capturar rápidamente los datos.
•  Los equipos de lectura e impresión de código de barras son flexibles y fáciles de conectar e instalar.
•  Permite automatizar el registro y seguimiento de los productos.

 

Javier Climent. Consultor Logística

 

Comparte contenidos