La relación entre los niveles del stock de seguridad y  el número de localizaciones se conoce como la ley de la  ‘raíz cuadrada’.

Esta ‘ley’ determina que el nivel de stock de seguridad necesario para proporcionar un nivel de servicio deseado varía de acuerdo con la raíz cuadrada del número de localizaciones.
 Ejemplo:

El artículo A se almacena en una localización con stock de seguridad igual a 300 unidades.

Si la demanda se divide en partes iguales entre dos localizaciones, el stock de seguridad total necesario será:

300 x ­2 = 424 unidades

Javier Climent. Consultor Logística

Comparte contenidos