Existe una máxima en logística que dice: “No hagas hoy lo que puedas hacer mañana“,  todo lo contrario al “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”

Esta máxima logística se fundamenta en el hecho de que todos los movimientos en logística, absolutamente todos, conllevan un coste asociado.

Planificar los movimientos al momento necesario de ejecución permite registrar ese coste cuando se produce.  

Si analizamos en detalle las acciones que se ejecutan en un almacén descubriremos un gran número de acciones que no aportan valor  y acostumbran a rellenar tiempos muertos de operarios que podrían dedicarse a otras tareas.

La implantación de este principio logístico incrementa la eficiencia operativa.

Javier Climent. Consultor Logística

Comparte contenidos