recepcion mercanciasLa recepción de mercancías es el proceso de planificación de las entradas de productos, descarga y verificación, con el fin de actualizar los registros de inventario.

Se trata de un proceso de gran importancia dentro de las actividades de almacén, ya que de él depende en gran medida la calidad del producto final.

El objetivo al que debe tender una empresa en su proceso de recepción de mercancías es la automatización tanto como sea ​​posible para eliminar o minimizar burocracia e intervenciones humanas.

Las inspecciones son necesarias pero no añaden valor al producto. Es un factor clave la adecuada selección de proveedores para conseguir una recepción segura con tendencia a eliminar inspecciones.

En primer lugar, el proceso de recepción de mercancías debe fundamentarse en una previsión de entradas que informe de las recepciones a realizar en tiempo dado y que contenga, al menos, el horario, artículos, y procedencia de cada recepción.

El registro y trazabilidad de las existencias es otro factor que favorece la efectividad y eficiencia de la gestión del almacén y, en concreto, del proceso de recepción y por este motivo, la empresa tiene que tomar las medidas oportunas para conseguirlo.

Conviene distinguir entre las llegadas de mercancía interna de las externas. En el primero de los casos, los requerimientos de recepción son significativamente menores que las mercancías de origen externo, en caso de que se realicen controles de procesos a lo largo de la vida de las mercancía.

Además, una correcta metodología de identificaciones favorece enormemente la actividad de recepción. Es el caso de traslado de mercancías entre almacenes o de proceso de transformación en almacén.

Las mercancías de procedencia externa requieren unas condiciones de llegada más exhaustivas y deben haber sido establecidas previamente con el proveedor, por lo que hay mayor actuación y responsabilidad desde el almacén.

Después de la descarga e identificación, las cuales se realizarán de manera inmediata y en zona específica habilitada tal efecto, las mercancías deben pasar a almacenamiento, bien temporal a la espera de su ubicación definitiva, bien fijo en su ubicación definitiva.

Ver también Operaciones básicas del almacén: el picking

Javier Climent. Consultor

Comparte contenidos